Posteado por: Cristina Melendo | 26 abril 2008

LAS NECESIDADES DE LOS CIUDADANOS

En el Pleno del Ayuntamiento celebrado ayer viernes, defendí una de las mociones que presentaba mi grupo municipal, la referida a la implantación de los bonos – guardería  y los cheques – guardería para tratar de solucionar los problemas de las familias zaragozanas a la hora de conciliar su vida laboral y familiar.

 

Zaragoza ha tenido siempre un grave problema relativo a la falta de guarderías municipales, primero porque las arcas no estaban como para poder realizarlas y después porque la construcción es siempre más lenta que la realidad a la que se debe hacer frente.

 

Con el Acuerdo por Zaragoza 2.008 que firmamos el grupo municipal del PP y el equipo de gobierno PSOE – PAR para la aprobación de los presupuestos municipales de este año, con nuestra abstención, se facilitó la creación de cuatro nuevas guarderías y la conclusión de una quinta. Sin embargo, la realidad nos muestra que no son suficientes, que existe un gran número de menores que este año se van a quedar sin plaza (en torno a los 700) y que la necesidad se valora en más de 3.500 niños y niñas de Zaragoza que podrían optar a este servicio municipal si hubiese plazas suficientes, de los 24.000 menores que hoy en día viven en nuestra ciudad.

 

Cuesta creer que una moción basada en las necesidades diarias no se apruebe, pero mucho más cuesta si los argumentos que se esgrimen están basados en que dicha solución es propia de un gobierno de derechas.  Voy a tratar de resumirlo:

 

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado hoy su moción basándose en tres grupos sociales con una serie de necesidades que deben ser cubiertas:

 

  • Las familias: es preciso apoyar la conciliación de la vida laboral y familiar, tanto de las familias que tienen dos miembros en su pareja como las monoparentales, a quienes se nombra muchas veces en teoría pero muy pocas veces en la práctica.
  • Los menores: la necesidad de socialización de los menores para empezar a trabajar con ellos aspectos tales como conocerse a sí mismos, conocer a los demás, la responsabilidad, conocer si existen problemas mayores que pueden ser corregidos a tiempo, etc.
  • Las personas mayores: las cargas que están soportando en esta ciudad y en el resto de España a la hora de tener que cuidar de sus nietos para que sus hijos puedan ir a trabajar, restándoselo a sus horas de descanso, bien merecidas, una vez llegada su jubilación.

 

Los bonos – guardería son el pago de un porcentaje sobre el coste total de la mensualidad según las necesidades familiares y su renta; el cheque es un importe fijo al mes para el pago de esa mensualidad.

 

Los motivos esgrimidos por IU y CHA es que son políticas de derechas y no pueden votar algo así, y que el dinero público es para la escuela pública. Los de la coalición PSOE – PAR son que debemos bajar al suelo y ver que el dinero debe de salir de otros.

 

Mi respuesta ha ido encaminada a hacerles ver la realidad; que en Zaragoza faltan plazas en guarderías municipales y cuesta mucho dinero y mucho tiempo hacer nuevas instalaciones;  que las familias tienen problemas que resolver y no pueden esperar a que se ejecuten 10 nuevos centros más que harían falta para cubrir las necesidades de este año. Por otro lado, no sería la primera vez que instituciones de izquierdas están a favor de este tipo de medidas, aunque no sean partidos políticos, porque se trata de temas concretos que afectan a ciudadanos de izquierdas, de derechas y de centro. Me gustaría que en algún momento me explicasen que tiene de derechas o de izquierdas tratar de mejorar la vida de personas que se dejan la mitad de su sueldo mínimo en pagar una guardería para poder ir a trabajar.

 

A CHA le he respondido que el dinero público no es de la escuela pública, sino de los ciudadanos quienes pagan sus impuestos y esperan soluciones a las necesidades que por ellos mismos no pueden cubrir o resolver. Además, no es nuestro propósito confrontar lo público con lo privado.

 

Al equipo de gobierno PSOE – PAR que bajar a la realidad es bajar a ver y conocer los problemas de los vecinos y vecinas de Zaragoza y que, si tiene que pedir dinero al Gobierno de Aragón, que lo exija.  Nuestra ciudad sigue esperando todo el dinero que el gobierno de la Comunidad Autónoma le debe en materia de acción social.

 

Por último, no he podido reprimirme a la hora de argumentarles mi pesar porque, en este tipo de mociones de carácter social, siempre priman los conceptos para determinados grupos políticos mientras que otros hacemos alusión a las realidades humanas.

 

Como ya podrán imaginar a estas alturas, no se ha aprobado la moción.

 

Ver para creer.

Anuncios

Responses

  1. Por supuesto, Cristina, que es una política de derechas. ¿Desde cuándo la izquierda aboga por cosas tan sensatas como dejar el dinero en manos de la gente para que tome decisiones? La izquierda quiere decidir por nosotros, controlarnos y decirnos lo que debemos pensar. Por cierto, como tal política de derechas me parece de lo más sensato y atinado que he oído en mucho tiempo sobre política educativa. Para que veas que no sólo sé criticar.
    Y, comparado con las políticas de izquierdas, esta es bastante liberal. Si al final igual vas a tener razón…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: